Niño-Dios aprieta pero no ahoga

Ver disponibilidad y precio

El jocoso título “Niño-Dios aprieta pero no ahoga” juega con la leve sonrisa del niño y la paloma que mantiene estrangulada en la mano. ¿Está estrangulando realmente al animal? ¿Es consciente de que lo está haciendo? El dedo señalando hacia arriba nos separa al niño de la realidad, le da un halo de divinidad. Hace que la imagen parezca una metáfora, una imagen creada para ser interpretada. ¿Está explicándonos algo?

Categoría: Etiqueta:

Sobre la obra

Esta obra, pese a haber sido pintada en 2012, sigue siendo la favorita del autor, por su simplicidad y simetría, su eficacia visual y la cantidad ilimitada de posibles lecturas narrativas que abre, sin llegar a resolverlas.

La pintura de gran formato se pintó en el taller de la Fundación Antonio Gala para jóvenes creadores, en Córdoba.

Ficha técnica

Técnica

Soporte

Dimensiones

146×146 cm.