2015

En 2015 la producción pictórica se polariza entre grandes formatos al óleo y pequeñas acuarelas sobre papel, medio este último que el autor apenas trabajó desde 2010. En esta época la acuarela se mezcla con rotuladores, tintas y lápices de colores. Se vuelve a la saturación del color y a las composiciones sencillas.

Del mismo modo, el autor continúa investigando las posibilidades del software de realidad aumentada, que más tarde se reflejará en la exposición: Never Gone Forever. En esta exposición el espectador disfrutanda de una experiencia más interactiva, con más profundidad y que se extiende más en el tiempo.

Mostrando 1–8 de 11 resultados